Un solo planeta’s Weblog

La preservación de nuestro planeta también es tu responsabilidad. ¡Participa!

Archivos para Desastres ecológicos

Prestige: crónica de una marea negra

 

Una crónica pormenorizada del hundimiento del barco Prestige, un petrolero monocasco con bandera de Bahamas y más de 26 años de operaciones, que se accidenta en las costas gallegas cargado con 77.000 toneladas de fuel oil.

 

De acuerdo al documento elaborado por Greenpeace “el barco llevaba varios años en las listas negras de las grandes petroleras internacionales. Durante los últimos años, trabajaba fundamentalmente para intermediarios “independientes”. Su antigüedad y precario estado le obligaban a trabajar con precios muy por debajo de los normales. Más…

La catástrofe del Prestige cinco años después

 

Muchos tramos costeros de Galicia fueron seriamente dañados por la catástrofe del Prestige, no sólo por la contaminación por fuel, sino por la ejecución de las tareas de limpieza sin tener en cuenta consideraciones ambientales, sobre todo durante los primeros meses. La recogida de fuel, en la que colaboraron decenas de miles de voluntarios, algunas actuaciones de regeneración, y la capacidad de recuperación del medio, han reducido en gran medida el perjuicio ambiental, aunque la huella de la marea negra no ha desaparecido totalmente y es visible en algunas playas de arena o de cantos rodados.

 

La catástrofe del Prestige no sólo trajo una marea negra, sino una marea gris, una marea de hormigón, de repercusiones nefastas para la costa. Nos referimos a las infraestructuras en cuyo impulso influyeron las consecuencias políticas de la catástrofe. O al crecimiento de la actividad urbanística, desencadenada en parte por la mayor visibilidad de la costa afectada (un tercio de los municipios del litoral gallego triplicó sus viviendas en los últimos tres años). Una marea gris que podría extenderse más en los próximos años y que tiene la misma raíz que la marea negra: un modelo económico insostenible que despilfarra recursos naturales y destruye el territorio. Más…

Impacto de la marea negra del Prestige sobre las aves marinas

 

El trabajo en una catástrofe ecológica, como la causada por el petrolero Prestige a finales de 2002, comienza cuando ocurre el accidente, pero no se sabe cuándo termina. Las tareas de rescate de aves marinas son muy intensas en los primeros meses, y a medida que pasa el tiempo, la intensidad de ejemplares que arriban a la costa va disminuyendo hasta hacer innecesario un operativo de emergencia. Sin embargo, el impacto sobre las poblaciones de aves continúa durante muchos meses más, aunque de manera más discreta.

 

Hasta el 31 de agosto, la cifra final de aves petroleadas recogidas, tanto vivas como muertas -23.181 ejemplares-, se refiere a aves recogidas, excepto para Asturias, que aporta datos un mes más, y Vizcaya, que se queda un mes antes. No obstante, todos los análisis presentados en este informe final se han realizado con los datos correspondientes a los primeros seis meses (16 de noviembre 2002 a 16 de mayo de 2003) ya que a partir de mayo de 2003, la arribada de aves petroleadas se fue convirtiendo en un goteo de pocos ejemplares, cuya inclusión en las tablas de análisis no resulta significativo. Más…

Derrame: ¿quién pagará?

 

Mientras continúan los esfuerzos por limitar o limpiar el daño causado por el derrame del tanquero Prestige, con España, Portugal, Francia, Gran Bretaña y la Unión Europea (UE) debatiéndose la responsabilidad por el incidente, cada vez cobra más fuerza una pregunta: ¿quién pagará por el desastre?

 

El costo total por los daños ocasionados por el hundimiento del buque, registrado en las Bahamas, no puede ser estimado aún, pero podría superar las decenas de miles de dólares.

 

El gobierno español ha prometido ayuda financiera a la región de Galicia, cuyas dos fuentes principales de ingreso -la pesca y el turismo- se han visto gravemente afectadas por la crisis. Más…

La lección del Exxon Valdez: una esperanza para Galicia

 

El hundimiento y del derrame de fuel causado por el Prestige, desató continuas referencias y alusiones al vertido del Exxon Valdez en Alaska en 1989, no sólo por la magnitud de aquella catástrofe sino por la enorme experiencia práctica y científica que se adquirió en el tratamiento del vertido y sus efectos. El desastre ocurrido en Alaska se convirtió en un laboratorio natural donde se ensayaron y probaron tanto actividades de limpieza del crudo, como las estrategias de biorremediación.

 

Para valorar la magnitud del derrame del Prestige, sus posibles incidencias sobre los ecosistemas naturales, la economía de la zona y su impacto social, se debe tener en cuenta la naturaleza de ambos derrames y las consecuencias que para el medio ambiente y la economía tuvo la catástrofe del petrolero estadounidense. Más…

¿Por qué el Prestige navegaba en un área marina sensible?

 

El Prestige nunca debió haber estado donde estuvo. Trasportaba una delicada carga de combustible industrial pesado -uno de los peores tipos de petróleo en caso de derrame- dentro de un área rica en especies marinas y aves, y donde cerca del 60 por ciento de la población local depende de la pesca para su sustento.

 

Adicional a eso, una vez que al tanque se le empezó a derramar la carga, fue remolcado hasta el lugar donde éste se hundió dentro del Banco Galicia: un montículo del mar o una montaña submarina con una alta biodiversidad que WWF ha propuesto para ser designada como un Área Marina Protegida. Más…

El Prestige un año después

 

Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), transcurrido un año del derrame de petróleo del carguero Prestige, la fauna marina continúa gravemente afectada. La organización ecologista ha publicado un informe en el que se explica que murieron 250.000 aves debido al petróleo que salió a la superficie. En el informe también se acusa al gobierno español de ocultar la magnitud real del desastre ecológico y de levantar la veda de pesca demasiado rápido, perjudicando a los pescadores.

 

Según el informe de WWF, se derramaron 64.000 toneladas de petróleo que todavía flotan cerca de las costas españolas y bañan las playas con frecuencia en forma de “galletas”. El desastre ocasionó pérdidas en pesca y turismo por 5.000 millones de euros. Más…

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.